VIOLENCIA DE GENERO. REFLEXIONES SOBRE LA MISMA

Contenido de actualidad: 

Resulta muy interesante el articulo que aparece en la edicion del martes del diario "Publico" firmado por Miguel Lorente Acosta, Delegado del Gobierno para la Violencia de Genero. Destacaré varias cuestiones:

"La violencia no tiene género –puede ser utilizada por hombres y mujeres–, pero el género sí tiene violencia. Y la tiene porque desde esas referencias culturales se ha presentado a los hombres como guardianes de un orden levantado a su imagen y semejanza, con la capacidad de corregir aquello que consideran alejado de los criterios que deben regir las relaciones. Para ello, históricamente han contado con el control social y con la posibilidad de recurrir a la violencia cuando esos mecanismos de control no conseguían su objetivo.

La violencia de género, tal y como recoge la exposición de motivos de la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, hace referencia a la “violencia sufrida por las mujeres como consecuencia de los condicionantes socio-culturales que actúan sobre el género masculino y femenino, situándolas en una posición de subordinación al hombre.

La violencia de género contemplada en la Ley Integral exige, por tanto, que se lleve a cabo por un hombre, que quien la sufra sea una mujer y que se produzca en el contexto de una relación afectiva de pareja. El caso del hombre que se suicidó tras matar a su ex marido no se puede enmarcar, por tanto, en la Ley Integral.

Ante estas referencias son muchas las preguntas que se hacen alrededor de por qué se limita una norma a un contexto concreto, cuando toda violencia es reprobable. La razón está en el significado de la violencia de género, en su construcción cultural sobre la desigualdad y en su presencia histórica. Estos hechos se reflejan en la práctica, en la normalización de la violencia (recordemos la frase “mi marido me pega lo normal”, "en si la agresión ha sido grave" o “no ha tenido importancia" o que según el Eurobarómetro, "el 46,1% de los europeos piensan que las mujeres provocan al hombre cuando son agredidas".

Por otro lado, la Presidenta del Observatorio contra la Violencia Domestica y de Genero, Inmaculada Montalban opina de que se elimine la obligacion judicial de acordar el alejamiento forzoso en todos los casos de violencia machista. Presupone que sea un Instructor el que lo valore caso por caso. Lo justifica porque se ha producido una ligera disminucion del numero de denuncias en el ultimo trimestre de 2008